APRENDIZAJE DIVERTIDO CON: ACTIVITY TIMER

Cuando llega la época de aprender las horas tanto por interés propio como porque aparecen en el temario de matemáticas, pueden iniciarse dificultades en la adquisición de estos conceptos. Hora digital, hora analógica, los nombres, el cálculo con las horas…

Para ello, utilizo el material de Miniland llamado Activity Timer.

Esta caja contiene:

  • Un reloj de agujas con rueda para moverlas
  • 24 fichas con horario digital, analógico e imágenes de las rutinas diarias

Utilización en sesión

Cuando trabajamos a nivel psicopedagógico, podemos dejarnos llevar por la rutina y trabajar únicamente con papel y lápiz. Esto, en ocasiones, puede causar cierto rechazo por parte de los alumnos quienes están durante varias horas en clase haciendo fichas y trabajando de la misma manera.

Es por esto, por lo que este material puede resultar muy atractivo para los menores. Con sus tarjetas y su reloj, se pueden utilizar varias modalidades de juego:

  • Ordenar las tarjetas en función del orden de las rutinas de los dibujos: primero me levanto, voy al aseo, me visto, desayuno, voy a clase, etc.
  • Decir la hora verbalmente y que la pongan en el reloj moviendo la rueda.
  • Enseñarles visualmente la hora digital de la tarjeta para que la pongan en el reloj.
  • Enseñarles visualmente la hora analógica de la tarjeta y que escriban la hora digital correspondiente.

Cada vez que aciertan, les dejo que se queden la tarjeta. Si no aciertan, la vuelvo a introducir con las demás para darles una última oportunidad de conseguirla al final del todo.

Más tarde, apunto las tarjetas que han conseguido con sus aciertos para que ellos mismos lleven su propio ranking y puedan jugar a conseguir más que el día anterior.

Aprender a manejarse con las horas y el paso del tiempo es algo complicado. ¿Qué os parece si, al menos, lo hacemos divertido? 🙂