RESEÑA DEL MES: LOS MIEDOS DEL CAPITÁN CACURCIAS (José Carlos Andrés y Sonja Wimmer)

Desde hace ya unos cuantos veranos, tengo la costumbre de intercambiar cuentos con una niña más que bonita. Cada vez que nos vemos nos dejamos un libro y nos devolvemos el anterior diciendo lo que más nos ha gustado de la historia. En ocasiones, hasta nos hemos puesto actividades divertidas relacionadas con el cuento.

Como fruto de ello, este verano he podido conocer el cuento de Los miedos del Capitán Cacurcias, de José Carlos Andrés y Sonja Wimmer y editado por NubeOcho Ediciones.

 

Sinopsis

Hace poco tiempo, sin saber por qué, el capitán Cacurcias empezó a tener miedo de todo: de sus zapatos duros y del picor de su casaca, de su estatura, de que la tripulación se riera de él… ¡EMPEZÓ A TENER MIEDO DE TODO!

 

Videocuento

 

Aplicación en sesión

Los miedos del Capitán Cacurcias puede ser una buena herramienta para trabajar los miedos de una forma sutil pero directa.

Tiene dosis de humor hasta en su propio título, lo que hace que los niños y niñas se dejen llevar por el personaje y empaticen con él sin tanta reticencia. El humor alivia las emociones desagradables, por lo que este cuento se adentra en el miedo de los pequeños y, de vez en cuando, usa su humor para relativizar el momento de la historia sin romper el hilo de la trama.

Además, no solo hace que los lectores empaticen con esa parte que todos tenemos (sí, sí, hasta los adultos). Sino que también les dota de habilidades para combatir el miedo irracional haciendo a la persona más objetiva (tal y como el capitán decía ante sus imaginaciones: “no existen”, “no existen”, “no existen”).

Durante todo el hilo de la historia, podemos encontrar aquello que llamamos “psicoeducación”. El narrador explica que algunos miedos pueden derivar de situaciones, cosas o personas que no son reales y que el responsable de todo ello es la imaginación.

Por último, el capitán decide investigar dentro de su barco (metáfora de nuestro interior) y es, en ese lugar, en el que se encuentra al monstruo más terrorífico de todos los que han aparecido hasta el momento. Porque, al fin y al cabo, son nuestras inseguridades internas aquellas que despiertan nuestros miedos irracionales.

 

¿Qué pasará? ¿Conseguirá el Capitán Cacurcias acabar con ese terrible miedo irracional que se esconde en el interior de su propio barco?

APRENDIZAJE DIVERTIDO CON: LOS INCREÍBLES 2

El pasado 2 de agosto se estrenó en nuestros cines la película Los Increíbles 2. Fue una película muy esperada tanto para niños como para aquellos que vieron la primera película y les encantó. Reúne características variadas que hace que sea para todos los públicos. Tiene acción, humor, niños de diferentes edades con los que se pueden proyectar, figura paterna y materna y el concepto de familia unida.

Resultado de imagen de los increibles 2

 

Sinopsis de la película

Secuela de “Los increíbles”. Helen tiene que liderar una campaña para que los superhéroes regresen, mientras Bob vive su vida “normal” con Violet, Dash y el bebé Jack-Jack —cuyos superpoderes descubriremos—. Su misión se va a pique cuando aparece un nuevo villano con un brillante plan que lo amenaza todo. Pero los Parr no se amedrentarán y menos teniendo a Frozone de su parte. (FILMAFFINITY)

 

Éste es su tráiler

 

La película gusta a nivel general aun viéndola simplemente por pura distracción. Pero, ¿qué es lo que más me gusta de la película si profundizamos un poco?

 

  • Mujer trabajadora que mantiene a la familia y figura del hombre como cuidador principal de su familia: Rompiendo mitos de género.

 

  • Esfuerzo del padre por comprender y ayudar a sus hijos tanto en tareas escolares en el caso del niño e interpersonales en el caso de la adolescente: Muchas veces, los hijos dan por hecho la ayuda de los padres como algo normal en sus vidas. No está de más que, por un momento, sean conscientes del esfuerzo que sus padres hacen por ellos.

 

  • La mujer ocupa personajes protagonistas indispensables para la trama: Esta película es un ejemplo.

 

  • Tiene dosis de humor para menores y adultos: Estamos en una época en la que no solo los adultos tenemos estrés. Los niños y adolescentes, entre deberes, exámenes y extraescolares van de un sitio a otro deprisa y agotados. La risa es terapéutica, no lo olvidemos.

 

  • Dota de un papel importante a los hijos: Si queremos menores responsables, necesitamos confiar en ellos.

 

  • La imagen de familia unida: Es algo que aparece en toda la película. Todos pueden ayudar a todos. En equipo las cosas salen mucho mejor.

 

Todos estos aspectos son valores que transmitimos con lo que vemos, lo que les enseñamos y con lo que hacemos. Con películas como ésta no es necesario un comentario posterior al respecto, la integración de todas esas ideas con total normalidad son las que van calando en los pensamientos de los más pequeños.

 

Pensamientos de una adolescente: ¿Qué hace un/a psicólogo/a?

Para empezar el post, quiero decir que ir al psicólogo no es malo. Y quería decir eso como primera frase porque en la sociedad en la que vivimos parece que cuando alguien dice que “va a ir al psicólogo”, el resto piensa que esa persona está loca o depresiva.

Aunque a algunos les sorprenda, recurrir a un especialista no siempre tiene que ver  con esos dos motivos. A veces, solo necesitamos contar nuestros problemas y que alguien nos escuche de verdad. Y digo esto de escuchar de verdad porque muchas veces cuando estamos contando algo de nosotros mismos/as, sentimos que la otra persona está pasando del asunto o se lo toma sin darle la importancia que nos gustaría.

A parte de desahogarse, es normal que a todos nos ocurran una serie de circunstancias en las que no sepamos cómo afrontarlas. En estos casos los psicólogos/as, son una gran ayuda para que nos enseñen herramientas o métodos para poder salir de estas situaciones de la mejor manera posible.

Y no solo eso, durante las sesiones se reflexiona mucho y esta es una de mis partes favoritas. Hacerse preguntas sobre una misma y encontrar una respuesta que ni siquiera tú sabías… Es increíble ver que aún queda mucho por conocer sobre tu propia persona. Y esto de reflexionar también sirve para aprender sobre la actitud que tienen ciertas personas y cómo sobrevivir a algunos comportamientos que a todos nos ponen de los nervios. Resumiendo: aprender a controlar la situación.

Volviendo al principio del post donde decía que muchas personas piensan que ir al psicólogo es de locos y/o depresivos, me gustaría añadir que no es fácil abrirse tanto a una persona a la que no conoces y tampoco es fácil dar a la primera con alguien con el que puedas congeniar y poder hablar a gusto.

Por otra parte, con ir a las sesiones no es suficiente para solucionar el problema. Claro que no. Se requiere de mucha fuerza de voluntad y de mucho trabajo a nivel mental, que a veces cansa más que el físico porque en éste, es más difícil conseguir descansar, sobre todo cuando algo nos preocupa.

Y ya para terminar me gustaría decir que lo que sí es de locos es no haber tenido nunca alguna sesión de psicólog@s, porque teniendo en cuenta en la sociedad tan estresante en la que vivimos, más de la mitad de los que dicen que no necesitan ayuda, deberían probarlo. En serio, se liberan muchos pensamientos que están mejor fuera que dentro.

*Colaboración de Cristina, adolescente con muchas cosas que decir.

Reseña del mes: La hucha de los besos (Mariló Hernández y Rubén A. Cohen)

Este libro es más que bonito. Es adorable.

El libro está escrito por Mariló Hernández y Rubén A. Cohen, en Internet más conocidos como Bichitos lectores. En él, los escritores narran una historia con tintes de realidad que vivieron como familia.

 

Como su título puede dejarnos intuir, éste es un libro que habla con mucha ternura sobre las muestras de afecto y de cariño. Esas que son tan importantes para el apego de niños y adultos.

En esta historia, Ariadna le cuenta a su madre un suceso ocurrido en el colegio. Su amigo era incapaz de devolverle los besos que ella le daba y parecía tener ganas de hacerlo. Es entonces cuando su madre le habla de la hucha de los besos.

 

Toda la trama va acompañada de ilustraciones dulces y delicadas, llevadas a cabo por  Lydia Mba. Hojas llenas de luz y de colores que hacen ¡que me quiera comer la fruta y el chocolate que aparecen en sus páginas!

 

De forma más personal, este libro tiene algo muy especial para mí. Me propusieron hacer la guía didáctica que incluye su libro ¡y me sentí más que agradecida! En ella, os hablo de la importancia del cariño y del apego. De las muestras de amor tanto condicionales como incondicionales, del autoconcepto y de la autoestima. Además, también matizo la importancia de la asertividad y de enseñarles a decir “no” cuando no quieran recibir un beso o un abrazo.

Pero, como no puedo evitarlo, necesitaba añadir a la guía ejemplos concretos de muestras de cariño físicas y verbales junto a un apartado de juegos y manualidades para crear nuestras propias huchas de los besos. ¡Es tan irresistible aprender practicando y divirtiéndonos!

 

Si os interesa, podéis adquirirlo en  su tienda online. Si queréis ver otras reseñas del libro en las redes sociales, no tenéis más que utilizar el hastag #lahuchadelosbesos. ¡Encontraréis unas cuantas!

 

Todavía recuerdo cuando le pregunté a Rubén: “¿Para qué edad va dirigido el cuento?” y me respondió con contundencia: “Mónica. Los libros no tienen edad”. Y qué razón tiene nuestro amigo Rubén. El apego y el cariño es tan importante en la infancia como en la adolescencia y la adultez. Nos rodeamos de personas con quienes intimamos y en quienes nos apoyamos. Nos rodeamos de momentos y situaciones perfectas para llenar nuestras huchas de los besos.