Pensamientos de una adolescente: Navidad

Vuelve a llegar esa época en la que la familia se reúne, se hacen regalos, engordamos a base de dulces, algunos viajan, otros salen de fiesta y seguimos engordando más porque hasta el seis de enero todo está permitido.


Personalmente la navidad me gusta bastante, pero hace que me replantee ciertas cosas que han convertido esos días de pasarlo bien en otra realidad que a veces no nos beneficia tanto.

Empezaré hablando de los regalos. Si algo caracteriza esta época, son los Reyes Magos, Papá Noël, regalos etc. Y eso está genial, sobre todo para los que no tenemos que regalar a nadie. Y digo “tenemos que”, porque en muchas ocasiones nos sentimos obligadas a comprar regalos porque es Navidad. Y la mayoría de veces regalamos sin pensar en qué le gustaría a la
otra persona o compramos por dar algo y quedar bien. Incluso hay personas (en mi caso la mayoría) que se limitan a darte el dinero y que tú hagas lo que quieras con él.

También pasa que una de las partes se gasta más dinero que la otra y cuando se ven los regalos es posible que alguno no se sienta cómodo. Por eso no me gusta la parte de tener que estar comprando para otros, la mayoría de veces por compromiso, solo porque es navidad. Pienso que si quieres hacer un detalle a alguien, puedes hacerlo cuando te apetezca o
cuando mejor te venga. Pero claro, ¿qué sentido tendría entonces la Navidad?


Desde mi punto de vista, esta época con el paso del tiempo se ha ido comercializando. A parte de los regalos que había hablado antes, en general los precios de las empresas suben, porque saben que al ser Navidad, la gente no mira eso. Solo buscan tener lo mejor para servir en las cenas, los mejores regalos, etc.

Lo peor de la Navidad sin duda, son los momentos en los que te acuerdas de las personas que quieres y ya no están a tu lado. Y para aquellos que no se pueden permitir unos días con mejor calidad o más felicidad porque no disponen de los recursos para ello.

 

Y justo por eso, deberíamos aprovechar estos días para reflexionar y valorar más lo que nos rodea el resto del año y no solo disfrutar de ello/s dos semanas porque es lo que dice la tradición.

APRENDIZAJE DIVERTIDO CON: JUEGOS DE MATEMÁTICAS POR EDADES

Este mes os enseño dos juegos para trabajar las matemáticas. El juego Rummikub y Cierra la Caja son ideales para Educación Primaria pero también pueden extenderse a secundaria.

 

En más de una ocasión, cuando los niños y niñas tienen problemas lógico-matemáticos, encontramos una cierta resistencia a trabajar de forma tradicional. Se les pone una ficha delante, recuerdan que no saben hacerla y no saben en qué fallan y empiezan a sentir frustración. Esta situación la he encontrado desde el alumnado de 1ºPrimaria hasta Secundaria. Ese miedo a todo lo que tenga que ver con matemáticas les bloquea y, lejos de centrarse en la tarea, empiezan a centrarse en lo difíciles que son y en su baja percepción de autoeficacia.

En otras ocasiones, nos podemos encontrar menores que responden al azar hasta dar con la respuesta correcta:

  • Niñx: ¡Sumar!
  • Yo: Silencio
  • Niñx: ¡Restar!
  • Yo: Te lo estás inventando
  • Niñx: ¡Multiplicar!

¿Os suena?

Para poder trabajar cualquier habilidad, es necesario que la persona se reconcilie primero con los sentimientos que este proceso les crea. Para ello, es aconsejable utilizar materiales diferentes que le hagan afrontar la tarea de forma diferente.

 

El primero de los juegos que os traigo es Cierra la Caja.

Modo de juego

El juego contiene una caja, números del 1 al 9 y dos dados. Cada jugador, en su turno, tiene cinco tiradas. Con cada tirada, tiro los dos dados y sumo la puntuación que da. Si tiro los dados y me salen dos 6, tendré que bajar los números que… ¡Eh! ¡Espera! No hay número 12… Entonces tendré que bajar los números que sean necesarios que me den 12. Por ejemplo, podré bajar el 9 y el 3, el 8 y el 4, el 7 y el 5, etc.

Mientras el jugador tira cinco veces, yo invito al contrincante a contar el número de veces que he tirado (con la excusa de que no me pille haciendo trampas). De esta forma le hago contar aun cuando no es su turno y trabajo su atención y memoria numérica a corto plazo.

Una vez he tirado las cinco veces, contaré los números que se me han quedado levantados. Quien tenga mayor puntuación una vez hecho todas las tiradas, pierde.

Por el contrario, si se quiere hacer con resta, el procedimiento es el mismo pero ganará quien haya conseguido mantener más números levantados en sus cinco tiradas.

 

¿Qué trabajamos con este juego?

Este juego lo he utilizado con niños y niñas desde los 6 años hasta los 11. Nos permite trabajar la descomposición de los números, el cálculo de suma y resta tanto con manos como mental y habilidad para ganar y perder de forma adaptativa.

 

El siguiente juego es Rummikub.

Modo de juego

Puesto que es un juego con varias reglas, os lo muestro en este video de Goliath Games Iberia en el que explican todas las combinaciones posibles.

 

¿Qué trabajamos con este juego?

Según el propio juego, está pensando para personas de más de 7 años ya que precisa de una mayor habilidad matemática. Son partidas algo extensas por lo que es preferible utilizarlo en casa o para una sesión temática pero no es posible jugar en los últimos cinco o diez minutos de una sesión psicopedagógica.

Se trabaja la fluidez mental, las seriaciones, la igualación, precisa de estrategias tanto con tus fichas como con las de los demás jugadores y atención mantenida para ver qué nuevas piezas han incluido en la mesa. Como en todos los juegos, también podemos trabajar la espera de turnos y la habilidad de ganar y perder.

 

 

 

APRENDIZAJE DIVERTIDO CON: LOS INCREÍBLES 2

El pasado 2 de agosto se estrenó en nuestros cines la película Los Increíbles 2. Fue una película muy esperada tanto para niños como para aquellos que vieron la primera película y les encantó. Reúne características variadas que hace que sea para todos los públicos. Tiene acción, humor, niños de diferentes edades con los que se pueden proyectar, figura paterna y materna y el concepto de familia unida.

Resultado de imagen de los increibles 2

 

Sinopsis de la película

Secuela de “Los increíbles”. Helen tiene que liderar una campaña para que los superhéroes regresen, mientras Bob vive su vida “normal” con Violet, Dash y el bebé Jack-Jack —cuyos superpoderes descubriremos—. Su misión se va a pique cuando aparece un nuevo villano con un brillante plan que lo amenaza todo. Pero los Parr no se amedrentarán y menos teniendo a Frozone de su parte. (FILMAFFINITY)

 

Éste es su tráiler

 

La película gusta a nivel general aun viéndola simplemente por pura distracción. Pero, ¿qué es lo que más me gusta de la película si profundizamos un poco?

 

  • Mujer trabajadora que mantiene a la familia y figura del hombre como cuidador principal de su familia: Rompiendo mitos de género.

 

  • Esfuerzo del padre por comprender y ayudar a sus hijos tanto en tareas escolares en el caso del niño e interpersonales en el caso de la adolescente: Muchas veces, los hijos dan por hecho la ayuda de los padres como algo normal en sus vidas. No está de más que, por un momento, sean conscientes del esfuerzo que sus padres hacen por ellos.

 

  • La mujer ocupa personajes protagonistas indispensables para la trama: Esta película es un ejemplo.

 

  • Tiene dosis de humor para menores y adultos: Estamos en una época en la que no solo los adultos tenemos estrés. Los niños y adolescentes, entre deberes, exámenes y extraescolares van de un sitio a otro deprisa y agotados. La risa es terapéutica, no lo olvidemos.

 

  • Dota de un papel importante a los hijos: Si queremos menores responsables, necesitamos confiar en ellos.

 

  • La imagen de familia unida: Es algo que aparece en toda la película. Todos pueden ayudar a todos. En equipo las cosas salen mucho mejor.

 

Todos estos aspectos son valores que transmitimos con lo que vemos, lo que les enseñamos y con lo que hacemos. Con películas como ésta no es necesario un comentario posterior al respecto, la integración de todas esas ideas con total normalidad son las que van calando en los pensamientos de los más pequeños.

 

Reseña del mes: La hucha de los besos (Mariló Hernández y Rubén A. Cohen)

Este libro es más que bonito. Es adorable.

El libro está escrito por Mariló Hernández y Rubén A. Cohen, en Internet más conocidos como Bichitos lectores. En él, los escritores narran una historia con tintes de realidad que vivieron como familia.

 

Como su título puede dejarnos intuir, éste es un libro que habla con mucha ternura sobre las muestras de afecto y de cariño. Esas que son tan importantes para el apego de niños y adultos.

En esta historia, Ariadna le cuenta a su madre un suceso ocurrido en el colegio. Su amigo era incapaz de devolverle los besos que ella le daba y parecía tener ganas de hacerlo. Es entonces cuando su madre le habla de la hucha de los besos.

 

Toda la trama va acompañada de ilustraciones dulces y delicadas, llevadas a cabo por  Lydia Mba. Hojas llenas de luz y de colores que hacen ¡que me quiera comer la fruta y el chocolate que aparecen en sus páginas!

 

De forma más personal, este libro tiene algo muy especial para mí. Me propusieron hacer la guía didáctica que incluye su libro ¡y me sentí más que agradecida! En ella, os hablo de la importancia del cariño y del apego. De las muestras de amor tanto condicionales como incondicionales, del autoconcepto y de la autoestima. Además, también matizo la importancia de la asertividad y de enseñarles a decir “no” cuando no quieran recibir un beso o un abrazo.

Pero, como no puedo evitarlo, necesitaba añadir a la guía ejemplos concretos de muestras de cariño físicas y verbales junto a un apartado de juegos y manualidades para crear nuestras propias huchas de los besos. ¡Es tan irresistible aprender practicando y divirtiéndonos!

 

Si os interesa, podéis adquirirlo en  su tienda online. Si queréis ver otras reseñas del libro en las redes sociales, no tenéis más que utilizar el hastag #lahuchadelosbesos. ¡Encontraréis unas cuantas!

 

Todavía recuerdo cuando le pregunté a Rubén: “¿Para qué edad va dirigido el cuento?” y me respondió con contundencia: “Mónica. Los libros no tienen edad”. Y qué razón tiene nuestro amigo Rubén. El apego y el cariño es tan importante en la infancia como en la adolescencia y la adultez. Nos rodeamos de personas con quienes intimamos y en quienes nos apoyamos. Nos rodeamos de momentos y situaciones perfectas para llenar nuestras huchas de los besos.