Pensamientos de una adolescente: La política no es solo cosa de adultos.

Parece que durante los últimos días solo se habla del mismo tema todo el rato, y es que se aproxima un evento importante para el país, las elecciones. En la televisión solo salen los representantes de cada partido defendiendo su postura, argumentando por qué deberían estar en el gobierno del país… Tanto es así, que hasta en algunas aplicaciones para móvil salen anuncios de ciertos partidos con la misma frase: “¡vótanos!”

Desde mi punto de vista, la política ha evolucionado en diferentes aspectos. Uno de ellos es que en España normalmente siempre “han competido” por gobernar el país dos partidos que eran los más fuertes por la tradición que siempre se ha seguido de que el voto tenía que ir para uno si eras más de derechas, o para otro si eras más de izquierdas. Ahora, por suerte, existe un abanico más amplio de partidos que ofrecen propuestas diferentes y por lo que hay más posibilidad de encontrar uno que se adecúe más a tu forma de pensar. Esto, como he dicho, es algo bueno por la razón de ampliar el punto de vista de cada uno/a, pero es cierto que a su vez hay que informarse mejor para no cometer el error de votar a alguien con el que no compartes ciertos ideales.

Durante estas semanas he estado observando que mucha gente dirige su voto a un partido por pura rutina. Siempre han votado al mismo partido y encima por tradición familiar, y sorprendentemente me refiero a los adultos. He debatido sobre ciertos aspectos de la política con gente de mi clase y he llegado a la conclusión de que muchas personas de mi edad, están más informadas sobre estos temas que muchos adultos con los que he podido mantener algún tipo de conversación sobre este tema. Está claro que siempre existen las excepciones y están esas personas que simplemente la política lo ven como un tema en el que no participan ni creen que es importante, aunque este sea el destino del país y por lo tanto de todas las ciudadanas y ciudadanos.

Otro aspecto que creo que es importante resaltar es que informarse no es ver la tele. Esto sería igual de erróneo que juzgar a una persona por su perfil en Instagram, donde publica el contenido que quiere que se vea, la mejor foto de las cien que se ha tenido que hacer para conseguirla y con el filtro que más le pega. En definitiva, los medios de comunicación no son la vía para formarse una opinión.

Por último y creo que una de las partes más importantes de todo lo que quería decir es que aún hay personas que tienen la intención de no votar, como si esto fuera una solución. Pienso que votar es esencial, no solo en las elecciones generales, que son de las que más se está hablando, sino hay que votar en las europeas, en las municipales y en las autonómicas. Todas son importantes. Y no votar es dejar que decidan por ti.

Para finalizar, insistiría en que después de las luchas que se han realizado durante la historia para disfrutar del derecho al voto, libertad de expresión, voto femenino etc. Todos y todas con la posibilidad de votar, deben hacerlo y sobre todo, de forma consciente.

*Colaboración de Cristina, adolescente con muchas cosas que decir.