Pensamientos de una adolescente: Adolescentes, ¿niños o adultos?

“Este mes me apetecía escribir sobre algo que confunden muchas personas. Y es, que muchos tratan a los adolescentes de diferente manera en cuanto a que unos piensan que siguen siendo niños y otros, en cambio, piensan que ya pueden o deben actuar como adultos. Estos dos grupos están equivocados ya que los adolescentes no son ni niños ni adultos, y tratarlos como tales puede suponer un grave error y el/la adolescente puede llegar a sentir que no es comprendido. Y no es una sensación agradable.

 

Primero está el grupo de las personas que tratan a los adolescentes como a niños. Si tratas a una persona de entre 12 y 17 años como un niño/a, no madurará nunca y llegará el día en que tenga que ser independiente y no podrá serlo si antes nadie le ha dejado aprenderlo y a edades más avanzadas, será más difícil. Además, depende del trato que reciba, podrá tomarte más o menos en serio y eso en algunas situaciones puede acabar con alguna pelea. Además, si está acostumbrado/a a que siempre ha sido protegido, todo ha sido jugar y tomarse todo a risas… llegará el momento en que deje de ser así y no sabrá desenvolverse en otros ámbitos más serios.

 

Después está ese grupo de personas que creen que los adolescentes son adultos y por lo tanto gozan de plena libertad, deben tomar todas las decisiones sin tener que consultar, deben actuar como adultos, etcétera.

Los adolescentes no son adultos. Por lo tanto, requieren de un apoyo (unos más que otros) de alguien con más experiencia que ellos para enseñarles a poder comportarse como un adulto debe hacerlo. Pero no podemos pretender que los adolescentes aprendan a ello por si solos cuando no cuentan con esa ayuda que decía anteriormente. Muchas veces, por tratarlos como mayores de lo que son pueden soportar demasiadas cargas y no disfrutarán al máximo de otras cosas.

Después está el grupo de personas que tratan a los adolescentes de una manera u otra, dependiendo de la situación. Cosa que está bien si sabes en qué momentos debe disfrutar como un niño y en qué otros momentos debe pensar como un adulto. El problema viene cuando se les trata según conviene en ese momento. No solo a nosotros, los adolescentes, sino a todos nos molesta que nos utilicen según le convenga a otra persona. Por lo tanto, eso es algo que se debe tener en cuenta para no poder hacer sentir mal a nadie.

Para terminar el post de este mes, voy a añadir mi opinión personal, ya que lo escrito anteriormente ha sido contrastado con varios puntos de vista de otros adolescentes:

Yo creo que no es la edad la que define cómo debe ser el comportamiento de una persona y cómo debe ser tratado/a. Simplemente hay que conocer a la persona y saber cómo es mentalmente. Alguien de treinta años puede comportarse como uno de doce, y viceversa. Esto es lo mismo que: no juzgar por las apariencias.”

 

*Colaboración de Cristina, adolescente con muchas cosas que decir.

 

Si te gusta, puedes compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Pensamientos de una adolescente: Novelas para el verano

Posiblemente, sea la única adolescente que en verano se aburra, pero es verdad. A partir del mes de Julio, el verano se me hace eterno y por ese motivo necesito buscar hobbies y cosas para hacer. Una de ellas es la lectura, y por eso en el último post del verano he querido hacer una lista con los cuatro libros o sagas, que más me han gustado desde el punto de vista de una adolescente.

En primer lugar, voy a nombrar una trilogía de cómo no, Blue Jeans, uno de mis escritores favoritos. Esta trilogía se titula “Algo tan sencillo”. Narra la historia de un grupo de estudiantes que son nuevos en la universidad, cada uno de ellos con una personalidad y una historia muy diferente. En la lectura podemos encontrar amor, decepciones, tentaciones, cambios, secretos…  A lo largo de los tres libros, veremos cómo cada uno de los protagonistas evoluciona y conoceremos las historias que cada uno escondía. Estos son mis libros favoritos y hasta el final me han mantenido enganchada.

A continuación, voy a hablar de un género literario diferente. En este caso es un libro de misterio escrito por un autor menos conocido, pero con una historia muy entretenida. El libro se llama “Los espejos venecianos”, es verdad que el título no dice mucho pero el interior te atrapa por completo. En esta historia leeremos la investigación que lleva a cabo un estudiante de universidad al llegar a la ciudad de Padua, cuando se encuentra el famoso palazzo protagonista de la leyenda de Beatrice Balzani, una mujer que desapareció dejando un clima de misterio e intriga que nos acompañará hasta el final de la historia.

La siguiente trilogía de la que voy a hablar es de la famosa escritora Suzanne Collins, la autora de “Los juegos del hambre”. La mayoría conocerá el argumento, pero resumiendo, trata sobre las experiencias de Katniss Everdeen, una adolescente que es elegida para ir al evento que se celebra cada año en Panem, donde 12 chicos y 12 chicas tienen que luchar entre ellos para conseguir sobrevivir. El último, será el vencedor de los Juegos y podrá volver a su casa con su familia.

Esta es una trilogía que suena muy sangrienta, pero que dentro de eso también trata temas muy interesantes. Por ejemplo, muestra que dentro del principal objetivo que es sobrevivir, también existen otras prioridades que para la protagonista son más importantes que su vida: su familia.

Por último, hablaré de un libro que al principio no me llamaba mucho la atención porque a mí me gusta leer para divertirme, no para llorar. Estoy hablando de “Bajo la misma estrella”. Esta es una historia de dos jóvenes enfermos terminales que se conocen en un grupo de apoyo y que a partir de ahí empiezan una historia juntos, primero de amistad y luego de amor.

No me arrepiento para nada de haberlo leído porque es una historia que muestra al lector que aun estando en situaciones críticas, no debes perder el humor y las ganas de vivir. A lo largo de la historia hay reflexiones que te hacen pensar y valorar mejor todo lo que tenemos. Y aun intentándolo, no se puede evitar llorar o emocionar con el libro.

 

*Colaboración de Cristina, adolescente con muchas cosas que decir.

Si te gusta, puedes compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

BATALLAS CORRIENTES: Sobreviviendo a Bachiller y Selectividad

Mª Jesús tiene 18 años. El pasado mes de junio se presentó a selectividad y ahora disfruta de unas merecidas vacaciones después de un curso escolar lleno de exámenes y estrés continuo. Mª Jesús nos cuenta su experiencia académica. Una experiencia que vive un gran número de estudiantes en todo el país.

¿Cómo definirías, en tres palabras, tu paso por Bachiller?

Es difícil definir esta etapa en tan solo 3 palabras, ya que en mi caso han sido 3 años e intensos, pero me quedaría con que ha sido una etapa muy exigente, estresante y difícil de llevar.

 

¿Cómo has vivido la experiencia de encontrarte en 2ºde Bachiller con todo lo que eso conlleva?

No diré que ha sido una mala experiencia como pensaba las últimas semanas del curso, ya que han sido unos años duros y  me ha costado bastante llegar hasta el final, pasando por muchas horas de estudio, semanas enteras de exámenes, estrés y nervios,y  días en los que me veía incapaz de seguir adelante, sino que diré que ha sido una experiencia que me ha hecho crecer mucho como persona y darme cuenta de que nada es fácil pero que con esfuerzo todo se puede.

 

¿Qué es lo que te ha parecido más difícil del curso?

Para mi lo más difícil y lo que más me ha costado llevar han sido sin duda los exámenes, no por su propia dificultad, sino por el poco tiempo que teníamos entre ellos, ya que he tenido semanas enteras de exámenes, en las que después he tenido 2-3 días para “descansar” y empezar con otra semana igual o peor, y así durante casi todo el curso de 2º de Bachiller.

Con respecto a las asignaturas que he cursado, para mi las más difíciles han sido Matemáticas e Historia. Han sido dos asignaturas que me ha costado mucho aprobar a pesar de ser las dos para las que más he estudiado, lo que me ha causado mucha frustración durante el curso, ya que no veía resultados tras tantas horas de estudio.

 

¿Y lo más fácil?

Para mi lo más fácil de llevar han sido las asignaturas  que me gustaban y me parecían más interesantes como geografía y economía, ya que se me hacía mucho más ameno estudiarlas y he conseguido mejores resultados con menos esfuerzo.

 

¿Qué herramientas te han servido para aprobar 2º de Bachiller?

Las herramientas que más me han ayudado este curso han sido dos que nunca había utilizado, e incluso este año empecé a utilizarlas algo tarde pero me han sido muy útiles. Estas dos herramientas son la organización y la planificación, y aunque nunca me ha gustado hacerme horarios y planes de estudio, este curso he descubierto que son de gran ayuda y que sin ellos quizás no habría conseguido superar el estrés de los exámenes finales y selectividad, y sobre todo del constante pensamiento de: “no me da tiempo”, “no puedo con tanto”,etc.

Otra herramienta que me ha sido muy útil ha sido ir probando distintas técnicas de estudio hasta encontrar la que mejor me funcionase, que en mi caso ha sido hacer esquemas y resúmenes de todo, las veces que hiciera falta y probando distintos formatos hasta encontrar el que se me hacía más ameno de estudiar.

 

¿De qué manera crees que cursar Bachiller te ha hecho crecer a nivel personal?

Pues la verdad es que aunque no me he dado cuenta hasta una vez finalizado el curso creo que haber cursado bachillerato ha sido una etapa que me ha hecho crecer mucho como persona en varios aspectos.

En primer lugar, de haber repetido 1º de Bachillerato he aprendido que sin esfuerzo nada se consigue y que las segundas oportunidades pueden ser incluso mejor que las primeras, y en segundo lugar, tras haber terminado el 2º curso, he aprendido sobre todo a organizarme, saber controlar mis nervios, tolerar mejor el estrés y sobre todo a tener más seguridad en mi misma conforme iba viendo que cada esfuerzo me recompensaba con un buen resultado.

 

Una vez aprobado, ¿cómo te has preparado la prueba de Selectividad?

Lo primero que hice (incluso antes de saber si aprobaría todo para ir a Selectividad) fue planificar cada dia de los restantes hasta selectividad, dividiendo cada asignatura en bloques y asignándole a cada una el tiempo que creía necesario, y a partir de ahí, estudio y constancia. También he de decir que no se me hizo tan duro como temía, ya que en realidad no era más que un repaso de lo que había estudiado semanas antes para los exámenes finales.

 

Algunas personas creen que la Selectividad es cada vez más fácil. ¿Qué opinas tú de ello? ¿Crees que los exámenes de selectividad son fáciles tal y como dicen?

Yo no creo que cada vez sea más fácil, sino diferente, ya que van variando los temarios y las asignaturas con el paso de los años y los cambios de leyes educativas.

Y con respecto a este año, hablando de la convocatoria de junio que es la que yo hice, los exámenes, a excepción de matemáticas, no me pareció ninguno difícil, sino que incluso me parecieron más fáciles que todos los que había hecho durante el curso. Pero si que es verdad, que durante el curso, he hecho exámenes de selectividad de todas las materias y de distintos años, y siempre te encuentras alguno más dificil que otro, pero en general, no creo que sean difíciles, aunque también es una opinión muy variable según la preparación y el método que haya llevado a cabo el centro donde se haya cursado el bachillerato.

 

¿Qué carrera quieres estudiar? ¿Por qué?

Quiero estudiar el doble grado de Derecho+Criminología. En un principio, desde que estaba cursando 4º de E.S.O  tenía claro que quería estudiar Criminología, para después prepararme las oposiciones para Policia Nacional, ya que es lo que quería desde hace bastantes años, pero poco a poco fui abandonando esta idea, y teniendo en cuenta las pocas salidas profesionales del grado en Criminología, me decidí por este doble grado, ya que Derecho es otra de las opciones en las que estaba pensando los últimos años y además saldré más preparada y con más opciones en el mundo laboral.

 

¿Qué le dirías a un/a alumno/a que ha terminado Educación Secundaria y se plantea estudiar Bachillerato?

Lo primero que le diría es que lo piense bien y no se deje influenciar y haga bachillerato si es lo que realmente quiere. Digo esto porque a lo largo de estos años me he encontrado con bastantes compañeros que no tenían ningún interés por el curso y les ha sido imposible aprobarlo. Bachillerato, y sobre todo 2º, son cursos que requieren mucho esfuerzo, constancia y motivación, cosas que solo conseguirás si estás haciendo lo que de verdad quieres.

 

Si te gusta, puedes compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone