Pensamientos de una adolescente: La importancia de la lectura y la música

La colaboración de Cristina, la adolescente que ha conquistado este blog, nos habla esta semana de la influencia de la lectura y la música en el momento actual. Desde su experiencia personal, trata la importancia de que los adolescentes lean más allá de los libros de texto y del poder de la música en el estado de ánimo de las personas. ¿Por qué dejamos de lado estas herramientas que tenemos al alcance? Hoy Cristina, se rebela contra ello. Como podéis ver, no todas las rebeldías adolescentes tienen una connotación negativa. Confíemos en ellos y no los infravaloremos.

Este mes he querido escribir sobre mis dos hobbies. La lectura y la música. Creo que son dos caminos que cuándo pienso en ellos solo se me ocurre una pregunta:

“¿Qué sería del mundo sin las letras y la música?”

Sinceramente, creo que seríamos unos prehistóricos. No puedo confirmarlo porque por suerte no vivo en esa época, pero creo que en esto estamos de acuerdo.

Voy a empezar hablando de la lectura. Desde mi punto de vista, no hay nada mejor que leer un buen libro acompañado de un ambiente en el que solo se escuche el silencio. Pero no solo por placer, creo que es esencial leer y es una costumbre que se está perdiendo sobre todo por parte de los jóvenes. Esto perjudica a la sociedad. En mi clase de tercero de ESO cada vez que algún alumno escribe en la pizarra me duelen los ojos de ver las faltas de ortografía que cometen con 14, 15 e incluso 16 años, pero lo peor no es eso, lo peor es la ignorancia que muestran y el poco interés por ser mínimamente culto. Además de esto, la forma en la que las personas de esta época se expresan es…  No podemos decir que es nada porque no saben. Falta vocabulario, capacidad de expresarse y aunque suene raro, falta originalidad en las oraciones. ¿Cuántos de vosotros no habéis escuchado la expresión  ‘’en plan…’’? Muy pocos, porque tres de cada cinco personas lo dicen. Esta originalidad y capacidad de expresión de la que hablaba no se consigue sentándote delante de un libro a memorizar, solo se consigue leyendo y entendiendo lo que lees.

 

Dejando de lado la lectura, voy a hablar de la música. Tan importante es hablar como escuchar y si no sabes una… la otra tampoco.

A parte de que la música ya es increíble por sí sola, te salva de muchas situaciones. Yo soy una experta en que cuando no me interesa una conversación, cojo mis auriculares, que siempre van conmigo, y me pongo la música a tope. También puedes utilizarla para situaciones más positivas por ejemplo para bailar y pasar un buen rato o simplemente distraerte porque sí. Lo más increíble es que hay para todos los gustos y para todas las situaciones. De verdad, no conozco a nadie que diga que no le guste la música, pero si alguien piensa así y está leyendo esto, aprovecho la ocasión para decir que no sabes lo que te pierdes…

La publicación de este mes no tenía ninguna finalidad en concreto, solo quería mostrar mis dos formas de pasar el rato favoritas mostrando sus cosas más positivas que, ¡son muchas más de las que he explicado!

 

*Colaboración de Cristina, adolescente con muchas cosas que decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*