LOS PEQUEÑOS DETALLES

Maite Gómez, nuestra experta en RRHH, responde a algunas de nuestras dudas cuando hacemos un currículum ya sea en formato físico o en los portales de empleo.


“¿Por qué debo poner foto en el CV? ¿Si soy feo/a no me van a coger?” “Bah, la disponibilidad no la pongo, total, si me ven en un portal de empleo sabrán que estoy buscando trabajo” “¿Salario? Yo no pongo nada, a ver si no me llaman.”

Estas y otras muchas cuestiones nos surgen cuando estamos creando nuestros perfiles profesionales en los portales de empleo. Hoy me gustaría explicar por qué son importantes muchas de estas cosas para que de esta forma se pueda entender para qué utilizamos todos estos datos los reclutadores y seleccionadores.

¿Foto sí o foto no?
Muchos son los que piensan que adjuntar foto o no hacerlo puede influir en el hecho de pasar las fases de un proceso de selección. En el área de selección, la foto la necesitamos para identificar a los candidatos. Para cada puesto que se debe cubrir se hace una media de ocho entrevistas, si multiplicamos estos 8 candidatos por unos 5 procesos de selección mensuales son unos 40 candidatos a los que entrevistamos. Es difícil recordar, por el nombre, cada una de las entrevistas, sin embargo facilita mucho si tenemos esa referencia visual.
Otro de los errores que solemos cometer es no actualiza nuestro CV desde que lo colgamos por primera vez en la nube. Lo que puede ocurrir con ésto es que perdamos alguna que otra oportunidad de trabajo. Es importante que realicemos actualizaciones de los perfiles profesionales (LinkedIn, Infojobs, jobantalent, primerempleo,…) para dar pistas al seleccionador, datos como: puesto y tareas (no es lo mismo un seleccionador de personal que un administrativo de personal y sin embargo los dos pueden tener en su puesto recursos humanos); salario (evitarás que te lleguen ofertas que no encajan con tus pretensiones); situación laboral (búsqueda activa, trabajando pero escuchas ofertas, trabajando y no quieres cambiar… y recuerda actualizarlo cuando esto cambie); residencia (si tienes posibilidad de desplazamiento puedes ponerlo pero indica siempre dónde resides, también puedes poner el lugar donde te gustaría trabajar); datos de contacto, cuantos más, mejor.
Finalmente, recuerda incluir todas tus habilidades y aptitudes. ¡Sólo queda probar suerte y esperar que surja la oportunidad adecuada!

Si te gusta, puedes compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*